Sociedad · 12 de Febrero de 2014. 13:57h.

La familia de Sara busca respuestas

Una agente de los Mossos murió tras un choque frontal con un inmigrante sin papeles y los familiares ven "irregularidades" en la investigación

La familia de Sara busca respuestas

Sara Díaz

Una cabo de los Mossos, Sara Díaz, murió a los 31 años en julio del 2012 después de chocar con un coche conducido por un inmigrante sin papeles que iba en sentido contrario, sin seguro y bebido. La familia de la agente ha denunciado "irregularidades" en la investigación, a raíz de las cuales el joven pudo volver a su país sin ser detenido .

Familiares han explicado a e-noticies que "no cuadra nada" de la primera versión de los Mossos con lo que han dicho los servicios médicos y los testigos. Además, aseguran que "han desaparecido pruebas" del accidente y que no entienden cómo se ha llevado la investigación. Una de las teorías es que en el momento de los hechos "no se hicieron bien las cosas y lo quieren tapar", aunque "no descartamos cualquier hipótesis".

El accidente se produjo la noche del 23 de julio en el kilómetro 10 de la B-24 antes de llegar a la salida de Cervelló. Sara, que trabajaba en la División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos, volvía del trabajo con su motocicleta cuando se topó con un coche que iba en sentido contrario, a pesar de que es una carretera con los carriles separados por una mediana.

El conductor del coche se dio a la fuga. Se marchó dejando su vehículo y sin atender a la cabo de los Mossos que había quedado muy mal herida tendida en el suelo. Finalmente murió desangrada. La policía localizó horas después al conductor, pero éste alegó que había sido todo debido a problemas mecánicos en el coche y se marchó sin ser detenido.

La familia de Sara no entendió que el joven no pasara a disposición judicial y dudó que realmente el choque fuera causado por un " trompo" accidental. Es por ello que insistieron para que se hiciera una investigación más a fondo e incluso lo llevaron al juzgado.

Carlos Díaz, hermano de la cabo, ha explicado que hubo "irregularidades" y "contradicciones" en la investigación. De entrada, ha asegurado que el coche circulaba en sentido contrario y que no se produjo un giro accidental de 180 grados porque "no había marcas en la carretera". Este hecho, ha dicho, "quedó probado" meses después.

Es por eso que hace más de un año que están luchando para que se detenga al conductor que provocó el accidente y para que se esclarezcan los hechos. "A pesar de haber sido localizado y admitir que él conducía, no fue detenido y poco después se marchó a Paraguay, su país de origen, donde todavía está actualmente", denuncian.

"Después del accidente se dio a la fuga pero lo localizaron unas tres horas más tarde, entonces confesó que él llevaba el coche. A pesar de ser un inmigrante sin papeles, ir bebido y haber causado un accidente no lo detuvieron", ha lamentado.

Díaz relata que "después comprobaron que había mentido en la primera declaración, lo volvieron a llamar para declarar y volvió a mentir. Ya había motivo para ponerlo a disposición judicial sólo por estar en situación irregular, pero no lo hicieron y se marchó al Paraguay". "Todo lo que cuento está documentado", ha insistido.

El hermano de la cabo muerta aseguró que nada de esto quedó reflejado en el primer informe de los Mossos, pero sí en el atestado preliminar "que fue entregado a la juez tres meses después del accidente". Entonces sí se redactó una orden para que el conductor no pudiera salir España pero ya se había ido.

Aunque tardó más en presentarse el atestado definitivo del accidente. "Aquí ya se explica que el coche circulaba en sentido contrario y que el conductor iba bebido, hechos que no se vieron cinco meses antes. La juez ordenó la detención del conductor pero una orden de detención en España es absurda cuando él ya está en Paraguay", ha manifestado.

Es por ello que la familia está 'luchando' para que se dicte una orden de detención internacional que permita llevar el conductor ante la justicia española .

Carlos Díaz ha relatado que se pusieron en contacto con el entonces consejero de Interior, Felip Puig: "Le enviamos un correo electrónico explicándole que lo que le había pasado a mi hermana no era un accidente normal, él lo reenvió al director de la Policía, Manel Prat, pero quince días después el conductor se marchó de España".

También considera que los Mossos y los servicios de emergencia "no actuaron de forma correcta" y llegaron demasiado tarde. En este sentido recuerda que su hermana murió "desangrada y no por los golpes" y cree que una actuación más rápida le hubiera podido salvar la vida.

90 Comentarios

Publicidad
#51 Cpdm, El Alamo, 05/07/2016 - 13:12

Nos entregaron mochila que presuntamente portaba Sara . Esta mochila era la de los domingos.
Dicha mochila no presentaba arañazos , rozaduras o manchas. Pero el contenido estaba hecho añicos. No estamos tontos por este ."milagro" Hubo caja negra, exterior destrozado pero funcionaba.

#50 Cpdm, El Alamo, 30/06/2016 - 16:39

En lugar de los hechos.
A la familia se le reclamo en sede DAI la llave de la taquilla de Sara. La llave no estaba ni entre las que llevaba en bolsillo ni entre las de la motocicleta.
Quien las hurto, y con que intencion.

#48 Cpdm, El Alamo, 03/03/2016 - 16:30

El 2/3 /16 casi 1 min tras las 00 h alguien eescribio coment."tu eres tonto chaval"y se adscribio al comentario 38. Pues soy chaval de 70 años.y ademas padre de Sara.
El resto no se entiende bien, pero parece que sabe algo que yo me imagino. Por favor expliquese.

#47 Padre de Sara., Getafe, 13/11/2015 - 11:15

Indicios presunto asesinato. Coloquialmente se podría definir como PUÑALADA TRAPERA.
Sus "compañeros" miran para otro lado.
Defienden sus nóminas.
Reaccionen !!!!

#46 Carlos D, Batres, 08/11/2015 - 11:01

Jpf relacionado con cartel mexicano.
Caliente, caliente.!!!