Publicidad
Sociedad · 6 de Noviembre de 2014. 23:00h.

Barcelona invierte en un turismo sostenible

La tasa sobre las estancias financia las nuevas medidas

Barcelona invierte en un turismo sostenible

Una imagen del Park Güell

La comisión de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado un nuevo paquete de proyectos municipales en el ámbito del turismo que se financiarán con el Fondo de Fomento del Turismo de la Generalitat, proveniente del impuesto sobre estancias en establecimientos turísticos.

Esta batería de medidas tiene por objetivo principal desarrollar nuevos servicios e infraestructuras que promocionen la desconcentración territorial de los turistas y ayuden a repartir la riqueza que generan los visitantes en todos los barrios y distritos. En total, el Gobierno municipal destinará 672.894 euros a sacar adelante las iniciativas, alineadas todas ellas con el modelo de turismo sostenible, responsable y de calidad de Barcelona.

Del total de 672.894 euros, se destinarán 100.000 diseñar y desplegar aplicaciones móviles y señalizaciones que difundan rutas verdes en Ciutat Vella, Sarrià-Sant Gervasi, Les Corts y Horta-Guinardó para hacer conocer el patrimonio natural y todos los rincones de descanso al aire libre de estos distritos, que sumarán sus nuevos itinerarios al ya existente de Montjuïc.

También en el campo de las tecnologías móviles, se invertirán 95.000 euros a incorporar a la web bcn.cat/inspira un apartado con el posicionamiento y descripción de los puntos de interés turístico de los diez distritos, a fin de destacar sus atractivos y identidad. Además, se llevará a cabo una acción comunicativa valorada en 87.928 euros para llevar este nuevo mapa turístico de la ciudad a todos los visitantes.

Uno de los proyectos aprobados es la puesta en marcha de un punto de información y de apoyo en el Turó de la Rovira, que dará una mejor orientación al cada vez mayor número de visitantes que lo visitan. Se destinarán 86.855 euros, que incluyen, además, un servicio de vigilancia nocturna del espacio.

La remodelada plaza de las Glòries recibirá también un impulso para convertirse en un espacio público de referencia y un nuevo punto de centralidad urbana. Serán 60.000 euros que servirán para definir una estrategia de comunicación e información propia, dinamizar la zona con actividades culturales y deportivas mientras duren las obras y crear servicios para los vecinos y turistas que consoliden la plaza como uno de los centros neurálgicos de la ciudad.

Además, Sant Martí recibirá 14.520 euros para elaborar, editar y difundir su mapa de puntos de interés turístico, y Nou Barris dispondrá de 14.000 euros para el mismo fin. Para Sant Andreu se reservan 2.299 euros, en este caso para los proyectos de señalización turística para peatones en los barrios de Bon Pastor, Baró de Viver y Navas, y en otros puntos del distrito.

En el ámbito cultural, el festival de iluminación urbana Llum BCN crecerá gracias a la aportación de 91.577 euros para dar una nueva dimensión a este evento, centrado en las Fiestas de Santa Eulalia. En la primera edición se iluminaron monumentos como el Born, la plaza Sant Jaume, la Catedral y las murallas, y varios patios como el del Museo Picasso o el Ateneu Barcelonès. Ahora, se pretende ampliar esta intervención artística con la colaboración de profesionales del diseño, la arquitectura y el interiorismo y de creadores que usan la tecnología en sus obras.

En paralelo, los turistas podrán percibir la riqueza cultural de la capital catalana a través de un nuevo mapa sonoro, el BCN-BSO. Se trata de una app móvil que incluirá la banda sonora de diez emplazamientos singulares de la ciudad -la Catedral, el Camp Nou, las Ramblas, la Sagrada Familia, la Pedrera, Santa Mara del Mar, San Felip Neri, la plaça del Rei, el Palau de la Música y el Park Güell-. Su desarrollo tendrá un coste de 50.215 euros.

Las dos medidas que completan el nuevo paquete son la mejora de los sistemas de información, para que se pueda analizar el impacto del turismo sobre el territorio a partir de diversas variables y predicciones -60.000 euros-, y la segunda fase de la aportación municipal a la organización de la Seatrade Med Cruise Convention -10.500 euros-, la feria de profesionales del sector de los cruceros más prestigiosa de Europa, celebrada del 16 al 18 de septiembre para mantener el liderazgo internacional de Barcelona en este ámbito.

El impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos entró en vigor en noviembre de 2012. Desde entonces, y hasta marzo de 2014, Barcelona ha recaudado un total de 8,28 millones de euros en concepto de esta figura. De estos, el Ayuntamiento gestiona la mitad -4,14 millones-, y el resto se transfiere a Turisme de Barcelona para llevar a cabo acciones de promoción internacional. El objetivo final es repartir a todos los distritos la riqueza que generan los visitantes y encontrar un punto de equilibrio entre su actividad y la convivencia, además de conseguir una mejor experiencia para los turistas.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad