Publicidad
Sociedad · 21 de Abril de 2020. 17:07h.

Budó dice ahora que "no estamos en confrontaciones"

Después de haber discrepado con todo con el Gobierno español

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha afirmado este martes en rueda de prensa que "no estamos en ninguna guerra entre instituciones" y que "no estamos en confrontaciones" con el Gobierno español. "Aquí no estamos en ninguna guerra entre instituciones, no estamos en confrontaciones porque sí. Estamos trabajando unos planes porque entendemos que es la manera más efectiva de hacer el desconfinamiento y pedimos y esperamos que por parte del Gobierno español se tenga en cuenta el trabajo que ha hecho el Gobierno de Cataluña para afrontar este desconfinamiento" ha afirmado la consejera.

Las declaraciones de la consejera contrastan con las discrepancias públicas que ha tenido el Gobierno de la Generalitat con la gestión del Gobierno español desde el inicio de la pandemia de coronavirus en temas como el confinamiento y desconfinamiento de la población, la recuperación de competencias a raíz del estado de alarma, la utilización de la UME para la desinfección de residencias o la construcción de hospitales de campaña por parte del Ejército o la Guardia Civil.

De hecho, la misma Meritxell Budó, afirmó este lunes en una entrevista a Radio 4 que si el Govern se hubiera hecho cargo de la gestión del coronavirus "no habría habido tantos muertos ni tantos infectados y probablemente se hubiera podido controlar de otra manera esta pandemia".

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, pidió el cierre total de Cataluña para frenar la propagación del virus el pasado 13 de marzo y reclamó al presidente español Pedro Sánchez que autorizara el cierre de puertos, aeropuertos y vías ferroviarias catalanas antes de que lo decretara el Gobierno español.

El presidente de la Generalitat Quim Torra denunció que el Gobierno español se hiciera cargo de las competencias de la Generalitat en Salud y Seguridad a raíz del decreto de estado de alarma.

"Los expertos nos recomiendan el confinamiento domiciliario de todos los ciudadanos y el cierre del país. La receta del presidente Sánchez y el Gobierno PSOE-Podemos es confinar la Generalitat. Esto va de la salud y la vida de las personas y no de proclamas patrióticas" escribió en un tuit.

Cuando el Gobierno español decidió que levantaría el confinamiento total, el presidente de la Generalitat reclamó que éste se mantuviera exceptuando los servicios esenciales. Torra aseguró durante la reunión de presidentes autonómicos que levantarlo era "una temeridad" sin disponer de tests masivos.

Estas no fueron, sin embargo, las únicas discrepancias en la gestión de la pandemia. El consejero de Interior, Miquel Buch, afirmó el pasado 18 de marzo que desplegar el Ejército en Cataluña era "del todo innecesario". "En Cataluña no lo necesitamos", manifestó Buch. "La solución no es una estrategia militar ni policial" apuntó. El consejero aseguró que lo que tiene que hacer la policía "es velar por el cumplimiento de las normas" y que "los Mossos, los policías locales y la Guardia Urbana hagan cumplir la ley".

La consejera de Salud, Alba Vergés, rechazó el pasado 20 de marzo pedir ayuda al Ejército español para montar un hospital de campaña ante la posibilidad de que el sistema sanitario catalán colapse por el aumento de casos de coronavirus que prevén las autoridades. "Nosotros nos estamos preparando para este aumento de casos y este aumento de casos graves" aseguró. "No se trata de pedir rescate a no sé qué ejército", agregó.

El Gobierno de la Generalitat se mostró reticente a recibir ayuda del Ejército durante el inicio de la pandemia. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, manifestó el pasado 22 de marzo que "si necesitamos el Ejército, lo haremos saber". Torra consideró que "es de sentido común, los que sabemos que nos está pasando somos nosotros, no a 500 kilómetros de distancia" dijo entonces.

El Departamento de Salud tampoco autorizó poner en funcionamiento el hospital de campaña que la Guardia Civil montó en un polideportivo municipal de Sant Adrià de la Barca. La consejera de Salud Alba Vergés argumentó que "nosotros pedimos todos los espacios necesarios cuando son necesarios".

La paralización del hospital de campaña conllevó una denuncia contra el presidente Quim Torra y la consejera Alba Vergés por un posible "homicidio imprudente grave" por paralizar la apertura del Hospital. Después de ver motivos suficientes para investigar los hechos y al tratarse de aforados, el Juzgado de Martorell pasó las diligencias al TSJC al tratarse de aforados.

Salud también exigió hacer modificaciones en el hospital de campaña que la UME montó en el polideportivo de Sabadell y pidió que el hospital se montara con paneles, como se ha hecho en IFEMA y no con tiendas de campaña como había hecho el Ejército.

Publicidad
Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#2 Carlos Gomez, bestia amb forma humana, 21/04/2020 - 21:17

"Hisenda troba 2 milions d'euros de Josep Pujol a Andorra. L'instructor del cas Pujol a l'Audiència Nacional rep la informació de dos comptes de la BPA"

eltriangle.eu 21-4-2020

A la Catalunya catalana, la que fa coses, la Catalunya productiva, la Catalunya subsidiadora, la Catalunya rica i plena no hi ha opressio que l´aturi.

#1 Carles, SABADELL, 21/04/2020 - 19:49

Pues callate bonita.