Publicidad
Sociedad · 18 de Septiembre de 2012. 14:12h.

Desarticulado un grupo especializado en robar motos y enviarlas a Marruecos

Formado por marroquíes, españoles y ecuatorianos

La investigación se inició en abril de este año a raíz de la detección de un envío de más de veinte motocicletas sustraídas que habían desguazado y repartido en dos furgonetas que ya bajaban en Marruecos. La detección e intercepción de estas furgonetas fue en Sant Adrià de Besós. La primera fue interceptada cuando estaría iniciando su ruta hacia Marruecos y la segunda en un área de servicio de la autopista C-32, en la demarcación de Barcelona. Esto permitió a los agentes descubrir el entramado criminal dedicado a este ilícito penal.
 
A raíz de este descubrimiento inicial, y bajo la instrucción del Juzgado número 1 de Barcelona, los agentes descubrieron la identidad de los componentes del grupo y su manera de actuar. Los ahora detenidos solían salir de madrugada, aprovechando las horas en que la presencia de dotaciones policiales y posibles testigos es menor. Los ladrones sustraían furgonetas para cargar el material robado y luego se dirigían a los puntos donde previamente habían detectado que había motocicletas de su interés. Sustraían, sobre todo, ciclomotores y motocicletas de pequeña cilindrada, cuanto más nuevas mejor, aunque algunas veces también robaban motocicletas de mayor cilindrada.
 
Una vez disponían de la furgoneta cargada con las motocicletas sustraídas, venían a compradores del mercado negro de la demarcación de Barcelona la furgoneta y el cargamento o bien, directamente, eran los mismos miembros del grupo criminal quienes desguazaban las motocicletas y en gestionaban el envío a Marruecos.
 
Durante la investigación, de unos cuatro meses de duración, se ha podido acreditar que la organización habría cometido más de un centenar de robos en Barcelona y su entorno metropolitano. Se han localizado también tres locales dedicados al desguace de las motocicletas y se ha podido intervenir un envío de siete palets con destino a Marruecos que contenían veintidós siete motocicletas sustraídas. Este envío se hacía mediante empresas logísticas que desconocían el carácter ilícito del envío.
 
El valor de las motocicletas sustraídas durante el período investigado excede los 300.000 €. Los investigados obtenían un valor inferior que les pagaban sus contactos en Marruecos. El valor de cada motocicleta dependía de la cilindrada y la demanda.
  
El líder del grupo criminal, Abdelilah B., de nacionalidad marroquí y 29 años, era quien coordinaba a los miembros del grupo con el objetivo de lograr el mayor beneficio económico posible. Él era el encargado de reclutar a sus cómplices (mayoritariamente de nacionalidad marroquí o ecuatoriana) y coordinar las distintas tareas de la organización y compensarlos económicamente. Paralelamente también mantenía contactos con compradores de la demarcación de Barcelona que le compraban las motocicletas robadas o gestionaba, directamente, el envío, en Marruecos del resto.

Abdelilah B. utilizaba documentación falsa y adoptaba todo tipo de medidas destinadas a evitar tanto a las dotaciones policiales uniformadas como las posibles investigaciones que pudiera ser objeto. Entre estas medidas, los investigadores destacan que, periódicamente, cambiaba de domicilio y elegía los lugares donde instalarse en función de sus posibilidades de evasión (elegía pisos bajos y, siempre, con salidas posteriores que faculta la huida de la policía).
 
Precisamente, el día antes de ser detenido, los agentes intentaron arrestarlo en su domicilio pero no se pudo efectuar la detención porque saltó por una ventana al advertir la presencia policial. Al día siguiente, después de 24h más de búsqueda por la ciudad de Barcelona, los agentes detuvieron al principal investigado en la Plaza de Huesca de Barcelona.
 
A raíz de la detención de Abdelilah B. precipitaron a numerosas detenciones de otros componentes del grupo criminal en Barcelona, Granollers y Badalona. Asimismo, procedió a la entrada y registro de un local del principal investigado en el barrio de Torre Romeu de Sabadell. En este local, que los investigados habían bautizado con una palabra en clave, se encontraron abundantes piezas y documentación de motocicletas sustraídas.
 
En el marco de la misma operación también se detuvieron aquellas personas que, con diferentes grados, colaboraban con el entramado criminal (propiciaban locales para el desguace, asesoraban técnicamente en la confección de documentación falsa que acreditara el origen de las motocicletas o, incluso, advertían a los principales investigados de la presencia, o no, de motocicletas para ser sustraídas).
 
La investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.
 
 
La identidad de los detenidos es:
 
- Abdelilah B., marroquí de 29 años de edad, ingresado en prisión.
- Miguel Sebastián VC, ecuatoriano de 43 años de edad, queda en libertad con cargos.
- Mhamed R., marroquí de 33 años de edad, queda en libertad con cargos.
- Mustapha R., marroquí de 35 años de edad, queda en libertad con cargos.
- Tomás David MM, ecuatoriano de 36 años de edad, queda en libertad con cargos.
- Medardo Antero CS, ecuatoriano de 34 años de edad, queda en libertad con cargos.
- Mohamed S, marroquí de 28 años de edad, ingresado en prisión.
- Ouasim B., marroquí de 29 años de edad, queda en libertad con cargos.
- Samir H., marroquí de 31 años de edad, queda en libertad con cargos.
- Manuel FM, español de 52 años de edad, queda en libertad con cargos.
- Corpus RP, español de 78 años de edad, queda en libertad con cargos.
- Youssef M, marroquí de 23 años de edad, queda en libertad con cargos.
- Badreddin M, marroquí de 25 años de edad, queda en libertad con cargos.
- Hajar H, marroquí de 23 años de edad, queda en libertad con cargos.

Publicidad
Publicidad

4 Comentarios

Publicidad
#4 marti virgili, tarragona, 21/09/2012 - 12:27

Ara resulta que si son lladregots a Barcelona no son catalans son espanyols, ja está be.

#3 jesus, Roquetes, 18/09/2012 - 17:47

S'haurien d'aturar i revisar totes aquestes furgonetes que es veuen carregades fins als topes de camí a Marroc,no s'enporten només les nostres feines i ajudes ...també moltes altres coses .... no tots els immigrants son delinquents, però si que la major part dels delictes son comesos per immigrants.

#2 Jordi, Teià, 18/09/2012 - 17:35

I de 14, n'hi ha 12 que queden "en llibertat amb càrrecs". Si senyor. Som collonuts!

#1 Enric, Barcelona, 18/09/2012 - 16:40

Els espanyols de 52 i 78 anys? 78??? Caldria veure el què i com i per sobre de tot la pressumpció d´innocència però ja sabem què passa quan aquets gentola es queda sense feina (si és que els de fora són legals) Esforçar-se, poc. Al diner fàcil i a viure, que surto de l agarjola en uns dies...