Publicidad
Sociedad · 14 de Octubre de 2015. 21:38h.

El PP se acuerda ahora de la variante de Vallirana

Ana Pastor visitará mañana las obras de la N-340

El PP se acuerda ahora de la variante de Vallirana

Los vecinos de Vallirana hace más de 20 años que reclaman la variante.

Cuando hace 12 años se iniciaron las obras de la variante de Vallirana, nadie se hubiese imaginado que el proyecto continuaría en marcha una década después. Y es que esta infraestructura tenía que estar terminada en el 2007, pero las continúas paradas que han sufrido los trabajos han convertido en una quimera cumplir con el calendario previsto a principios de siglo.

La variante de Vallirana pretende poner fin al paso de 30.000 vehículos que, diariamente, atraviesan el interior del pueblo, concretamente la calle Mayor del municipio. Esta es la única ruta sin peajes que une el Baix Llobregat y el Barcelonès con el Alt Penedès y las comarcas tarraconenses. Un proyecto, pues, que quiere solucionar los problemas de conectividad entre Barcelona y Tarragona por la N-340, así como mejorar la seguridad vial.

Las obras se iniciaron en el 2003 y se suspendieron por primera vez el 15 de marzo de 2005, después de que las primeras voladuras dejaran al descubierto unas minas de tiza y plomo en el trazado de la carretera. Un descubrimiento que empujó al gobierno español a detener los trabajos provisionalmente como medida de precaución. Aún más cuando el recuerdo del derrumbamiento del túnel del Carmelo continuaba siendo muy vivo.

Cuatro años más tarde, y después de múltiples reuniones entre la Generalitat y el Ejecutivo central, el Ministerio de Fomento decidió retomar las obras, pero con el trazado modificado. En todo caso, las máquinas sólo estuvieron funcionando hasta el 2011. Era época de recortes presupuestarios y la variante de Vallirana fue uno de los proyectos que sufrió el tijeetazo de José Luís Rodríguez Zapatero.

Durante todo este tiempo, las manifestaciones vecinales y las reuniones políticas han sido una constante. El territorio no ha dejado de reivindicar las obras de la N-340 como una infraestructura de máxima prioridad, pero fue un trágico accidente lo que impulsó la reanudación de los trabajos. Un hombre de 83 años moría al ser atropellado por un camión mientras intentaba cruzar la calle Mayor, en pleno centro de la ciudad.

Seis meses después del accidente, el 17 de noviembre de 2014, se retomaban las obras de la variante con la llegada de las excavadoras a la zona de los túneles, trabajos que empezaron el pasado mes de marzo.

Ahora, con la visita de la ministra de Fomento, Ana Pastor, a la zona de la variante de Vallirana en la carretera N-340, el PP quiere demostrar que se acuerda de una reclamación que los vecinos del pueblo y la comarca hace más de dos décadas que reivindican.

Publicidad
Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#2 zenaida, Barcelona, 14/10/2015 - 23:34

A los del PP ya les vale!!!
Y a los de aqui también!!!
En lugar de tanta tontería Sres. De CIU, ERC, etc, etc
Podrían dedicarse a reclamar???
Y los otros podrían tener un poco más de vergüenza torera y dejarse los unos, los otros y todos a NO hacerse propaganda cuando vienen las elecciones...???

#1 Josep, Cervello, 14/10/2015 - 22:29

Ja era hora! Fa molts anys que tindria que ser feta!
A altres llocs per molt menys trànsit els hi fan una autovia.