Publicidad
Sociedad · 31 de Julio de 2020. 17:58h.

El Síndic alerta sobre la seguridad de las nucleares

"En período estevial residen 110.000 personas en un radio de 20 kilómetros" de Vandellòs

El Síndic alerta sobre la seguridad de las nucleares

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha presentado este viernes el informe sobre "deficiencias en materia de emergencia nuclear" y ha alertado de "carencias" en materia de seguridad ante un posible accidente nuclear, en referencia a los planes de emergencias que afectan a las centrales nucleares de Vandellós II, Ascó I y II.

El informe considera que "hay que adaptar el Plan de emergencia nuclear de Tarragona a las nuevas directivas europeas, que incorporan los aspectos aprendidos del accidente de Fukushima" y ve necesario "mejorar las infraestructuras de la zona" y "la cobertura móvil" para facilitar evacuaciones en caso de fugas radioctivas.

El Síndic también cree que "falta un órgano que coordine los municipios afectados, la empresa explotadora, la Administración del Estado y la Generalitat". Ribó, que ha comparecido telemáticamente en la comisión de Interior del Parlament, ha advertido que no se han incorporado al plan Penta las nuevas medidas dictadas por la Comisión Europea tras el grave accidente nuclear de Fukushima que tuvo lugar en el año 2011 y ha reclamado hacer simulacros anuales que involucren a los vecinos de la zona así como ofrecerles información sobre cómo deben hacer la evacuación.

El informe también denuncia que "en período estival residen 110.000 personas en un radio de 20 kilómetros" en la central de Vandellós y que "muchas de ellas son turistas sin la más mínima información". También alerta que se tiene que mejorar el sistema de sirenas. 

La central nuclear de Ascó I inició la actividad comercial en 1984, mientras que Ascó II lo hizo en 1986. Vandellós II, la más nueva, lo hizo en 1988. El Ministerio para la transición ecológica, en manos de Podemos, ha autorizado este julio que Vandellós II continúe la actividad diez años más tras el informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear.

Así pues, la central podrá operar hasta el año 2030 a pesar de que sobrepasará en dos años lo que marca el diseño de la empresa fabricante del reactor, la americana Westinghouse. Los 12 incidentes que la central ha tenido en el último año y medio no han afectado a la decisión del Ministerio.

Destaca la proximidad de Vandellós II del área metropolitana del Camp de Tarragona, la segunda zona más poblada de Catalunya. El reactor de Vandellós se encuentra en medio de la Costa Dorada, en la playa de la Almadraba (L'Hospitalet de l'Infant), a sólo 28 kilómetros de la ciudad de Reus, que tiene más de 100.000 habitantes y a 34 kilómetros de la ciudad de Tarragona, que tiene una población de 135.000 habitantes.

Municipios turísticos como Salou y Cambrils también se sitúan en el área de afectación en caso de un hipotético accidente. Vandellós I ya fue clausurada por el Gobierno español tras el grave accidente que sufrió en 1989.

Publicidad
Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#2 Gregari, VNG, 04/08/2020 - 00:07

Este hombre no sabe lo que dice, que lo jubilen ya.

#1 manolodelbombo, tabernero stop ninios, 31/07/2020 - 19:23

Vaya añito. La pandemia, la crisis, los rebrotes, el Torra, y ahora la central nuclear? Ahora mismo me hago el harakiri.