Publicidad
Sociedad · 10 de Marzo de 2015. 16:27h.

Estafados en nombre de Endesa

Detenidas 38 personas por estafa por hacerse pasar por una compañía de la luz

Estafados en nombre de Endesa

Imagen de la operación policial

Agentes de los Mossos han desarticulado una organización criminal que se dedicaba a estafar a locales de ocio y restauración haciéndose pasar por ENDESA. El operativo policial realizado entre el 3 y 4 de marzo se saldó con la detención de 38 personas entre las que están los dos líderes de la organización, los captadores más importantes y 32 testaferros. 13 de los detenidos son de nacionalidad española, 19 de la República Dominicana, dos son hondureños, dos de Marruecos y otros dos de Venezuela.

La investigación se inició durante el mes de febrero de 2014 cuando se detectaron una serie de denuncias interpuestas por empresas de restauración y ocio de la ciudad de Barcelona, donde coincidía el mismo modus operandi; los lugares afectados eran básicamente restaurantes, hoteles, establecimientos lúdico-recreativos y hasta teatros.

Los estafadores, haciéndose pasar por trabajadores de la compañía ENDESA, llamaban desde un número de teléfono oculto y en la hora punta en función del establecimiento. En esta situación de estrés para las víctimas, utilizaban un tono agresivo y convincente propio de las empresas de cobro de morosos (pese en este caso no existía ninguna deuda pendiente), y usaban información de la facturación de la empresa víctima para reclamar el pago de una cantidad a cambio de no cortar la luz en el establecimiento.

Ante la imposibilidad de hacer las comprobaciones oportunas en el momento por el volumen de trabajo, los responsables acababan realizando transferencias bancarias por el importe que pedían los estafadores, que oscilaba entre los 2.000 euros y los 15.000 euros en función de la empresa, y no era hasta unas horas o incluso días después de que daban cuenta de que habían sido estafados. Entonces ya era demasiado tarde para que el dinero ya habían sido extraídos por los testaferros.

Los investigadores comprobaron que los pagos se hacían en numerosas cuentas corrientes que pertenecían a personas tanto nacionales como de la República Dominicana y que tenían el rol de testaferros (denominadas en el argot delincuencial como "mulas").

Estos testaferros cobraban en sus cuentas bancarias los importes estafados a las empresas y después, siempre acompañados de un miembro de la organización que hacía de captador, reintegrar el dinero a la organización. Era en ese momento cuando los testaferros cobraban una pequeña comisión por la transacción de entre 100 y 300 euros. Este captador, además de asegurarse de que el testaferro hiciera el reintegro, también buscaba y en reclutaba nuevos.

Ante estos indicios, el tres de marzo pasado los mossos detuvieron a los tres miembros principales de la organización (los dos jefes y el captador más relevantes), y realizaron tres entradas en sus domicilios ubicados en las localidades de Alella , Montgat y Hospitalet de Llobregat. Se decomisaron más de 5.000 euros en efectivo, gran cantidad de teléfonos móviles con los que hacían las estafas, varias libretas con los datos de víctimas y locales estafados, libretas bancarias que los testaferros usaban para hacer ingresos y de otros indicios relevantes para la investigación.

Al día siguiente se llevó a cabo un macro dispositivo en Barcelona, Hospitalet, Alella, Santa Coloma de Gramenet, Montgat, Badalona y Sabadell, con el objetivo de proceder a la detención de la mayoría de testaferros y captadores que habían participado en los hechos.

A resultas del dispositivo y de las entradas se detuvieron un total de 38 personas, los 2 líderes de la organización, 4 captadores y 32 testaferros (uno de ellos en Madrid cuando intentaba huir hacia la República Dominicana).

Estas detenciones han permitido resolver 70 denuncias de estafa que reportaron a los miembros de la organización más de 300.000 euros de beneficio.

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones relacionadas con el caso, ya que aún quedan testaferros para detener, sobre todo de la localidad de Hospitalet de Llobregat.

Los detenidos pasaron a disposición judicial el pasado viernes. Los tres principales miembros de la organización ingresaron en prisión mientras que los treinta y cinco restantes quedaron en libertad con cargos.

Los líderes de la organización criminal ya tenían antecedentes similares por hechos delictivos de las mismas características cometidos en el resto del territorio español e investigados por el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil.

Publicidad
Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#2 Carlos Gomez, Bcn, 11/03/2015 - 18:52

Deuen ser catalans.

#1 Pere, La Floresta, 11/03/2015 - 11:58

a mi m'estafa ENDESA , facturant unes estimatives incorrectes . i les reclamacions desestimades.