Publicidad
Sociedad · 21 de Marzo de 2013. 22:44h.

La burguesía que no pudo ser

Homenaje a Carlos Güell de Sentmenat, fundador del Cercle d'Economia y del Centre Català

La burguesía que no pudo ser

Una imagen de los encuentros del Cercle en la Costa Brava

"El clásico señor de Barcelona", "un icono de la burguesía catalana". Estos son algunos de los elogios que se escucharon en el Cercle d’Economia en el homenaje a, quizás, uno de los últimos grandes burgueses "encajistas" de Barcelona.

Carlos Güell de Sentmenat fue uno de los fundadores del Cercle d’Economia en 1958, entidad que presidió durante cuatro años. También presidió el Círculo Ecuestre. En 1976 fue uno de los fundadores del partido Centre Català y en 1978 impulsó la creación de la Unió del Centre de Catalunya, con la que fue diputado en el Congreso durante la Transición.

El presidente del Círculo Ecuestre, Borja García-Nieto, recordaba que "Carlos siempre creyó que a Catalunya le correspondía liderar la modernización de España". Por su parte, Carlos Cuatrecasas, presidente de la Fundació del Unió del Centre de Catalunya, destacó que "justo antes de morir, Carlos Güell aún escribió un artículo defendiendo la españolidad de Catalunya, pero pidiendo diálogo para solucionar la grave situación de desencuentro con España".

Así piensa la burguesía que se reunió en el Cercle ayer, la que modernizó la Catalunya triste de los años sesenta, los que subieron al "Puente Aéreo" con ilusión. Pero también son la burguesía que ha acabado encerrada en sus mansiones, escondidos de unos "amigos" de Madrid que ya no los necesitan, y de "su" pueblo que ha tomado la calle y coquetea con la ruptura. Como dijo el ex ministro Josep Piqué, "hoy echamos de menos los burgueses comprometidos, como él".

En el Cercle, ayer, se palpaba el adiós a algo más que a una persona "irrepetible", como la definieron todos los ponentes. Ayer se dijo adiós a la burguesía catalana del siglo XX.

Carlos Güell con Fabián Estapé

Publicidad

6 Comentarios

Publicidad
#6 LeonAnto, Barcelona, 22/03/2013 - 18:08

Y dale con la Cataluña triste.

Cataluña triste la de ahora, con 700.000 parados y suma y sigue.

#5 Font Cuitora, La Llacuna, 22/03/2013 - 09:11

Sí, burgesos catalans, emprenedors, creadors de riquesa....... però amb esperit de vassall i enamorats d'una metròpoli que en el fons els menysprea.

#4 Xipolleig, Barcelona, 22/03/2013 - 09:10

És la frustració de la burgesia catalana, és que va voler "evangelitzar Espanya " des d'una superioritat intel.lectual, no concedida per ningú.
A Espanya, que l'anticatalanisme és sistèmic,les seves propostes eren rebutjades.
És el risc de voler estar a missa i repicant.

#3 Fèlix de sant Serni, Tavèrnoles, 22/03/2013 - 08:45

Una burguesia que ens va portar a se un dels paissos m´`es rics i propspers del mon, una burguesia que va dotar d´elements culturals propis tot i la dificultat del pais, una burguesia que va modernitzar catalunya. Una burguesia hispanista i catalana que va treballar dur i de valent.

#2 albert, cornellà, 21/03/2013 - 23:11

feliç i encertada crònica: ni més ni menys que una burgesia que en un Estat català hagués estat explossiva i creadora de molt, i que dins d'Espanya ha estat llepant el culete, i ara menystinguda per catalaneta... S'ho van trobar, però van continuar per un camí pseudo-falangista