Publicidad
Sociedad · 29 de Noviembre de 2022. 20:03h.

Libertad con cargos para okupas que utilizaban a menores

Los Mossos calculan que el grupo criminal obtenía unos 24.000 euros al mes

Libertad con cargos para okupas que utilizaban a menores

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado un grupo criminal que ocupaba pisos en Hospitalet de Llobregat y Barcelona utilizando menores de edad para evitar ser desalojados y después los realquilaba o cobraba a los propietarios por devolverles la vivienda. La policía ha detenido a nueve personas, que han quedado en libertad a la espera de juicio. Se les acusa de usurpación de bienes inmuebles, de estafa y de defraudación del fluido eléctrico.

El grupo estaba formado por tres jefes lideraban la organización y repartían el trabajo a otras seis personas subalternas, que lo ejecutaban. Los tres líderes de la banda se encargaban de dar las órdenes y directrices, gestionar toda la infraestructura y utilizar a los menores para disuadir a la policía.

También eran quien activaba a las personas que cambiaban las cerraduras y pinchaban la luz y el agua, y los que buscaban a los posibles inquilinos, personas que acababan de llegar al país o que estaban en situación de vulnerabilidad y buscaban vivienda. Incluso recibían peticiones de alguien que buscaba un piso o una habitación donde vivir y, si no tenían ninguna disponible, ocupaban uno.

Otras tres personas se encargaban de buscar los inmuebles vacíos para ocuparlos, normalmente de bancos o inmobiliarias. También hacían labores de apoyo para arreglarlos y prepararlos para su posterior venta o alquiler.

Y finalmente estaban las personas que ocupaban físicamente el piso y se quedaban para garantizar la operación: tres mujeres con criaturas -hijos o sobrinos del entramado- que entraban una vez cambiada la cerradura y hacían ver que vivían y que estaban en situación de vulnerabilidad, para que la policía no las desalojara.

Los investigadores los relacionan con 12 ocupaciones de inmuebles y 12 intentos durante los últimos cuatro meses, aunque su actividad delincuencial comienza en 2020. Durante este período se estima que habrían obtenido ingresos por valor de una media de 24.000 euros al mes.

Además, en algunas ocasiones los jefes de la organización pactaban con el propietario real del inmueble ocupado echar a las personas a las que acababan de alquilar el piso. A cambio de entre 8.000 y 10.000 euros iniciaban el proceso para echarlos.

Publicidad
Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#2 luis, barcelona, 30/11/2022 - 20:26

Lo millor de lo millor:
.....ha detingut nou persones, que han quedat en llibertat a l'espera de judici.....

No direu que no es bó?

#1 no soy nadie, esplugues de llobregat, 30/11/2022 - 08:33

Mañana están otra vez igual y cuando se acerque el juicio, si son extranjeros regresan a su país hasta que la cosa se calme.