Los barcos que llevaron supervivientes del Holocausto a Israel

Los otros "Exodus"

¿Se acuerdan de “Exodus”, aquella película de Otto Preminger (1960) que narraba la llegada de un barco de refugiados judíos a Israel? Salía Paul Newman con unos ojazos azules. Pues bien el auténtico se llamba Yossi Harel y es el de la foto.

Había nacido en 1918 en Jerusalén y a los catorce años ya estaba participando en misiones de alto riesgo con el Haganah, el ejército clandestino destinada a proteger a los judíos de agresiones de árabes.

De hecho, el “Exodus” no era el primero. Antes había traído nada menos que 25.000 supervivientes del Holocausto en el “Knesset Israel”, el “Atzmaut” o el “Komemiyut”, entre otros.

 

 

Un monumento conmemorativo en Tel Aviv en la Plaza Londres, entre el Paseo Marítimo y la calle HaYarknon lo recuerda. No está lejos de la todavía embajada americana -Trump aprobó su traslado a Jerusalén- y al lado de un McDonalds para más señas aunque, entre tanto rascacielo, queda un poco encojando. Pero si van no se lo pierdan.

La localidad era entonces apenas cuatro casuchas pero cuando arribaba un barco sus habitantes acudían a ayudar a los recién llegados para desesperación de los británicos, que mantenían el bloqueo. En algunos casos, como con el “Shabtai Luzinski”, optaron por detener a todos: a los desembarcados y a los residentes pero deportados todos a Chipre acabaron por liberarlos.

La peripecia del “Exodus” -él era el comandante y el capitán del buque era Ike Aharonovitz- se convirtió en un símbolo. El barco zarpó secretamente en julio de 1947 de Sète, en Francia, cerca de Montpeller, con 4.500 personas a bordo. Tras haber sobrevivido al Holocausto nada podía ser peor.

66d6730d-cd3f-4340-bfec-a4f3a5b1741f.jpg

 El teniente coronel Yossi Harel, Paul Newman en la película "Exodus"

Cuando se acercaba a su destino fue interceptado nada menos que por cinco destructores británicos. Imposible escapar. Y durante horas estuvieron jugando al gato y la ratón. De hecho, cuando los soldados británicos intentaban subir al buque eran recibidos con todo tipo de objetos contundentes.

En los incidentes perdieron la vida el contramaestre, Bill Bernstein, y tres inmigrantes además de que una treintena resultaron heridos. Yossi Harel (Paul Newman) decidió entonces rendirse para evitar la pérdida de más vidas humanas y el barco fue escoltado primero al puerto cercano de Haifa y luego reenviado a Francia.

Como los pasajeros rechazaron desembarcar, volvió a salir en dirección a Hamburgo (Alemania) de donde procedía inicialmente el barco. Pero se armó tanto revuelo políticio y mediático que finalmente el 7 de septiembre de 1948 -casi un año después- les dejaron alcanzar las costas de Israel.

Aunque, como decía, hubo más “Exodus”: el “Pancho”, que llegó en 1940 con 550 supervivientes de campos de concentración. O el “Parita”, un año antes, con judíos de Polonia, Lituania y Rumanía. Y el “Rim”, que se hundió en la Isla de Rodas a causa de un incendio. Algunos países eran casi tan ansitemistas como los nazis pero no llegaron al Holocausto industrial./ Un reportaje de Xavier Rius.

 

adba615f-5b4f-4154-b4be-ccd7d805efab.jpg

 

Publicidad
Publicidad

3 Comentarios

Publicidad
#3 TARARÀ, Barcelona, 11/11/2022 - 17:30

Magnífica pel.lícula històrica, i Paul Newman, bon actor, bon ser humà i d'una bellesa masculina impressionant

#2 Jos, VNG (Ghost Republic), 11/11/2022 - 15:04

Merci pel vídeo sr Rius. Sempre m'agradan aquests clips que fa d'història.

#1 Onofre de Dip, Vigo, 11/11/2022 - 14:33

Me gustaría recordar aquí a la figura del almirante español don Miguel Buiza, quien acabada la SGM, en la que combatió en el Ejército francés, colaboró con las organizaciones sionistas que llevaban refugiados a Palestina. Como marino que era, comandó un buque con destino al mandato británico, siendo detenido e internado en Haifa.