Publicidad
Sociedad · 22 de Enero de 2010. 00:06h.

"Mi marido murió quemado vivo"

La esposa de un bombero muerto en Horta de Sant Joan dice que "espero que me digan la verdad"

"Mi marido murió quemado vivo"

Pau Simarro, abogado de la familia de uno de los bomberos fallecidos en el incendio (foto: ACN)

Susana Puscas, viuda de Jordi Moré, bombero muerto en el incendio de Horta de Sant Joan en julio del año pasado, ha confirmado en TV3 que ha decidido personarse en la causa abierta en el juzgado de Gandesa porque cree que hubo errores suficientes en el dispositivo de extinción del incendio como para hacerlo. También ha dicho: "Me estoy enterando ahora de que mi marido, Jordi, y sus compañeros, murieron quemados vivos".

Puscas ha afirmado que, en estos seis meses, ha escuchado a todo el mundo, ha esperado que se levantara el secreto de sumario y ha esperado para ver el informe sobre el accidente, y ha visto cosas que, a su juicio, no cuadran. "Quiero investigar si las cosas se han hecho bien, si alguien ha sido responsable y no ha hecho las cosas bien, para saber qué debo contestar a mis hijos cuando sean mayores", ha indicado Puscas, madre de gemelos.

"No quiero culpar a nadie, ni de mala coordinación ni de qué se hizo entonces", ha afirmado, y ha añadido: "Espero que me digan la verdad, que tanto cuesta asumir a veces. Me estoy enterando ahora de que mi marido, Jordi, y sus compañeros, murieron quemados vivos, y no lo puedo aceptar. Alguien tiene que decir que fue una mala coordinación. Dónde estaba el  responsable de los trabajos contra el incendio?".

También ha dicho que "creo que en una situación como ésta, es más importante la vida de la gente que trabaja allí que un coche que se quema, o no sé qué hacía en ese momento sin darles información. Les debían haber avisado de que estaban en peligro".

Susana Puscas ha apuntado que Jordi Moré quería dejar de ser bombero de los GRAF-Lleida desde hacía años: "Cuando venía de un incendio, me decía muchas veces que tenían que pasar por encima de los coordinadores porque no tomaban decisiones correctas".

Por su parte, su abogado, Pau Simarro, ha declarado que cuatro de las familias de los cinco bomberos muertos en el incendio se presentarán como acusación particular. Simarro, ha avanzado que los dos detenidos como responsables del fuego podrían tener que hacer frente a penas de hasta 20 años de prisión.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 LIDIA OBIOLS SERRA, martorell, 22/01/2010 - 12:38

Per decència, respecte, moralitat i inclús, dignitat, cosa que no teniu, feu el favor d' aclarir els fets reals i deixeu que les famílies del 5 bombers sàpiguen la veritat. El dolor d' aquestes, us hauria de posar la cara vermella i no deixar-vos viure.