Publicidad
Sociedad · 12 de Agosto de 2021. 15:19h.

Música conta el nazismo

El edificio donde se firmó el Acuerdo de Munich es ahora una facultad universitaria

Música conta el nazismo

La ujier me deja pasar pero a condición de que no haga fotos. El decano de la Hochshule für Musik un Theater -es decir: la Facultad de Música y Teatro de la Universidad de Munich- debe estar hasta los cojones.

En efecto, el recinto fue en los años 30 la Führerbau, el edificio del Führer. El lugar en el que el 29 de septiembre de 1938 se firmó el Acuerdo de Múnich que suponía en la práctica, el desmembramiento de Checoslovaquia. No estuvieron aquellos días las democracias occidentales muy acertadas. Las autoridades checas no fueron ni siquiera invitadas. 

No está mal eso de vengarse de los nazis a base de música y cultura, aunque, como se sabe, eran grandes melómanos. Hitler inauguraba el congreso oficial del partido en Núremberg, no demasiado lejos, con “Los maestros cantores de Núremberg”, una ópera de Wagner que dura más de cuatro horas. El canciller presumía de haberla visto más de 200 veces.

Una placa recuerda la triste efeméride, discretamente, en la entrada en tres idiomas -sospecho que, en alemán, en checo y en eslovaco- aunque las letras están despintadas por el paso del tiempo.

868b761e-ecc1-45e2-8af0-c007851fec10.jpg

 

El vestíbulo -de dos pisos con seis columnas a cada lado- encoge el corazón. Te imaginas a Hitler, a Chamberlain (Reino Unido), a Édouard Daladier (Francia) y a Mussolini (Italia), que estaba de oyente, reuniéndose en la planta superior y te da un poco de yuyu.

bundesarchivbild146-1970-052-24mu?nchenerabkommenmussolinihitlerchamberlain.jpg

 Benito Mussolini, Adolf Hitler (junto a su intérprete oficial Paul-Otto Schmidt) y Arthur Neville Chamberlain.

Como se sabe, Chamberlain regresó a París con un trozo de papel que enseñó a la llegada, nada más aterrizar, y aquella frase mítica que se demostró falsa: “Paz para nuestro tiempo”.

Hitler no tenía bastante y apenas unos meses después -en marzo de 1939- se zampó el resto del país. Convirtió la República Checa en el protectorado de Bohemia y Moravia.

En 1941 nombró como Reichsprotektor a uno de sus nazis preferidos: Reinhard Heydrich. El nazi perfecto: era rubio, implacable, tocaba el violín y hasta sabía pilotar aviones -una vez cayó tras las líneas soviéticas y a Hitler le dio un espasmo: le prohibió volver a volar por si lo pillaban. En resumen, el vástago que habría querido Hitler en caso de tener hijos.

El edificio en cuestión fue diseñado, al más puro estilo germánico, por Paul Ludwig Troost (1878-1934). El arquitecto preferido de Hitler hasta su muerte, cuando fue remplazado por Albert Speer.

Estaba en pleno distrito nazi. Al otro edifico de la Königsplatz (literlamente la Plaza del Rey) había un edificio gemelo que ahora alberga el Instituto de Egiptología de la universidad, entre otras dependencias.

En los alrededores había también la Casa Parda, la primera sede del partido, destruida durante un bombardeo y ahora felizmente el NS-Dokumentationszentrum, uno de los mejores museos para entender el horror del III Reich. 

3b16d18f-5349-4833-ae9b-61684b11476d.jpg

 

O los Templos del Honor, con los 16 fallecidos en el putsch de Múnich -uno era un camarero muerto por una bala perdida, no se sabe si nazi pero así se cuadraban las cuentas-.

La verdad es que, incluso para un escéptico como yo, salí convencido que quizá el karma existe. Neville Chamberlain fue descabalgado el 10 de mayo de 1940 -el día de la invasión de Francia y los Países Bajos- por Winston Churchill, un hombre sin duda con más carácter, aunque entonces ya tenía 64 años.

El otro protagonista, el primer ministro francés Édouard Daladier, fue deportado tras la derrota de Francia primero al campo de concentración de Buchenwald -cerca de la vecina Weimar- y luego a un castillo del Tirol hasta que fue liberado por los americanos. Volvió incluso a la política y se enfrentó, sin éxito, a De Gaulle. De Gaulle era mucho De Gaulle.

El cuarto invitado, Benito Mussolini, acabó como se sabe colgado de una gasolinera./ Un reportaje de Xavier Rius

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 David, FOLGUEROLES, 12/08/2021 - 23:04

¿Es aquí donde se instalará la mesa de diálogo entre el Sanchez y los independentistas?